LA MISMA SUERTE


Yo sé muy bien, pelearnos no tiene sentido, 
si toda esta emoción pega la vuelta. 
Y cuando tu palabra hace sangrar mi oído, 
le pido a María una respuesta. 

Venerable Madre, abre su alma al amor. 

Toda la mañana espero tu llamado, 
como un hielo que se prende fuego, 
un poco alucino, un copo estoy parado, 
pero ese anillo no es un juego. 

Dulce madre, dame el aire para respirar. 

Y si vienes por aquí, estaremos frente a frente, 
y tus manos tomaré, al besarnos de repente. 
Y pasado y porvenir, se reducen al presente, 
y sufrir o ser feliz, dos caras, la misma suerte. 

Uh, la, la, la vida es un laberinto, 
y siempre se sale por arriba. 
O sino, tirarse desde un piso quinto, 
y finalmente sangren las heridas. 

5, 4, 3, 2, 1, 0. 

Y si vienes por aquí, estaremos frente a frente, 
y tus manos tomaré, al besarnos de repente. 
Y pasado y porvenir, se reducen al presente, 
y sufrir o ser feliz, dos caras, la misma suerte. 

Y si vienes por aquí, 
y si vienes por aquí, 
y si vienes por aquí, 
y si vienes por aquí hoy.

 

 

AUTOR: Palo Pandolfo

 

 

VOLVER