EL ÁNGEL DEL SUBURBIO


Cae la noche sobre el ángel del suburbio, 
cae la noche sobre el agua del suburbio. 
Ay, el día se va yendo, bailando, 
ve la noche, bailando. 

Bailarín a su modo, 
en las puertas de la vida, 
en las puertas de la vida, 
atravesando el país. 

Mi única manera de crecer, 
mi única, te quiero proteger. 
Muchacha, te quiero proteger, 
mi única, llevando nuestros destinos, 
uniendo nuestros caminos, 
dejándonos llevar. 
Ahí nomás, mirando florecer, 
en túnica, llevando hierbas dulces 
y sonidos de la estepa americana. 

Cae la noche sobre el ángel del suburbio, 
cae la noche sobre el agua del suburbio. 
Ay, el día se va yendo, bailando, 
ve la noche, bailando. 

Bailarín a su modo, 
en las puertas de la vida. 

Mi única manera de crecer, 
mi única, te quiero proteger. 
Muchacha, te quiero proteger, 
mi única, llevando nuestros destinos, 
uniendo nuestros caminos, 
dejándonos llevar. 
Ahí nomás, mirando florecer, 
en túnica, llevando hierbas dulces 
y sonidos de la estepa americana. 

Ese espejo es de fábula, 
y me lleva al final del sueño.

 

 

AUTOR: Palo Pandolfo

 

 

VOLVER